Radio: No
Radio:
km Set radius for geolocation
Buscar

Pesca deportiva en la Riviera Maya

Pesca deportiva en la Riviera Maya

Además de la posibilidad de bucear con los más variados animales que viven por la Riviera Maya, las actividades acuáticas no tienen fin en este paradisiaco destino turístico de la península del Yucatán. La pesca deportiva es una de las más agradables y que más atractivo tiene. Miles de turistas, aficionados a la pesca, tienen una gran variedad de especies que harán las delicias de los pescadores.

En los distintos destinos turísticos de la Riviera Maya hay decenas de tours para visitar las principales zonas de pesca del mar Caribe, donde se pueden capturara alguna de las piezas más buscadas y codiciadas. La temporada de pesca más productiva va del mes de abril hasta el mes de agosto, pero una vez pasado este, todavía se pueden encontrar piezas muy interesantes.

La pesca deportiva es una de las principales actividades marítimas que se pueden practicar en la Riviera Maya y los aficionados pueden encontrar piezas muy interesantes

Los aficionados a la pesca deportiva pueden encontrar en la Riviera Maya una gran variedad de barcos y excursiones que llevan a los pescadores hasta los puntos más importantes para conseguir las mejores capturas. Hay tours de pesca deportiva que permite viajar en grupos, en embarcaciones charter que agrupa a varios pescadores, pero también existe la posibilidad de contratar una embarcación para practicar la pesca deportiva en solitario o en un grupo organizado.

Los pescadores veteranos ya sabrán que el mar, aunque parezca estar en calma, puede resultar traiccionero, así que se recomienda llevar siempre pastillas contra el mareo, además de ropa cómoda y adecuada para la pesca. Muchos patrones permiten llevar el equipo propio, pero si no se dispone de él, se puede utilizar el que ofrecen las embarcaciones. Posiblemente, no sea el que se utilice normalmente, pero sirve para disfrutar de la emoción del viaje.

Aunque muchas de las especies pueden llevarse a puerto, otras se han de devolver al mar, ya que no está permitida su captura. En ese caso, el patrón será el que decidirá qué hacer con la pieza capturada. En él recae la responsabilidad de que las especies protegidas no acaben como trofeos de los pescadores. Pero tranquilos, porque hay muchas especies que se pueden disfrutar en la mesa y siempre se capturan piezas que volverán a puerto en el barco, para alegría de los aficionados.