Radio: No
Radio:
km Set radius for geolocation
Buscar

Viajar a la Riviera Maya: ¿Resort todo incluido o pequeño hotel?

Viajar a la Riviera Maya: ¿Resort todo incluido o pequeño hotel?

Cuando pensamos en visitar la Riviera Maya, nos hacemos una pregunta… ¿Contratamos el alojamiento con un resort todo incluido o por el contrario buscamos un hotel más pequeño, con lo que se puede contratar los servicios a parte y tener algo más de libertad? Antes que nada, hay que comprender que contratar un servicio en un resort todo incluido permite no tener que preocuparse de los gastos, ya que todo está incluido en el precio que se contrata. Solo habrá que pagar las excursiones que se elijan y que también se pueden contratar desde el hotel o bien incluso desde el origen, a través del servicio on-line.

En un hotel más pequeño, que no cuente con este servicio de todo incluido, nos podemos encontrar con que el precio puede resultar más económico de entrada. Pero hay que recordar que ese precio puede incluir solo el alojamiento y desayuno, media pensión o pensión completa, pero sin el resto de servicios. Hay hoteles pequeños que cuentan con excelentes servicios y buenos restaurantes, aunque hay que pagar cualquier cosa que sea salga de lo contratado, como los cócteles, las comidas fuera de menú, etc.

A la hora de viajar a la Riviera Maya podemos optar por un resort con todo incluido o por un hotel más pequeño, que ofrece más libertad

La diferencia entre un resort y un hotel viene dado por lo que ofrecen a sus clientes. Un hotel se entiende como un establecimiento para pasar una o varias noches, con ciertas ofertas turísticas, pero limitadas. Un resort, en cambio, ofrece una serie de actividades adicionales y un servicio de restauración y bar las 24 horas del día sin ningún sobrecoste. Además, las estancias de los resorts suelen estar enmarcadas en la categoría más elevada, normalmente cuatro o cinco estrellas.

Los resorts se encuentran junto a lugares maravillosos, como las grandes playas de Playa del Carmen, Tulúm o Cancún. Eso no quiere decir que los hoteles estén en peor lugar, en el caso de la Riviera Maya. Habitualmente están situados en una zona más retirada, aunque para nada lejos de los puntos de interés. Alojarse en un hotel podría ser una mejor opción para los viajeros que opten por estar en permanente movimiento, visitando los lugares más interesantes o yendo a excursiones y practicando cualquier de las actividades que hay por hacer en la Riviera Maya.

Suelen ser algo más económicos que los resorts y aunque no ofrecen los mismos servicios, si solo se visitan para dormir y descansar, son la opción ideal. En cambio, si lo que se prefiere es un turismo más estático, disfrutando de la comodidad y la tranquilidad del complejo y pasar mucho tiempo en él, el resort es la elección más acertada. Esto no quita que no se pueda disfrutar de las mismas actividades, pero una vez en el complejo, hay más servicios incluidos en el resort.