Radio: No
Radio:
km Set radius for geolocation
Buscar

Descubre la segunda barrera coralina en la Riviera Maya

Descubre la segunda barrera coralina en la Riviera Maya

La zona de la Riviera Maya tiene muchos lugares interesantes, rincones que nos transportan a la civilización maya o que nos muestran las bondades de la naturaleza desbordada que explota en la selva que crece en Quintana Roo. Una de las grandes aventuras que se puede vivir en esta zona de gran interés turístico.

En el mar que baña sus costas se puede practicar el buceo, pero uno de los lugares más intensos de la zona es la gran barrera coralina que se extiende frente a la costa de la Riviera Maya. Se trata de la segunda barrera de coral más grande del mundo y que recibe el nombre de Sistema Arreficial Mexicano (SAM). Esta gran barrera se extiende a lo largo de 1.000 kilómetros y parte de ella está situada cerca de la costa de la Riviera Maya.

La Gran Barrera Coralina de la Riviera Maya esconde grandes joyas naturales que se pueden descubrir buceando entre ellas

Este gran Sistema Arreficial Mexicano (o Mesoamericano) tiene una gran variedad de fauna y flora, además de estar compuesta por varias especies de coral. En él viven 65 especies distintas de corales pétreos, junto a los que nadan alrededor de 500 especies de peces y 350 de moluscos. Desde mantarayas hasta los grandes tiburones ballena, pasando por la gran variedad de peces tropicales, nadan por este complejo y rico ecosistema.

Otros animales que se pueden ver nadando libremente sobre el sistema coralino son las tortugas y manatíes, que acompañan al buceador en cualquiera de las zonas que están habilitadas para el buceo. La barrera coralina arranca en la isla Contoy y pasa por Belice, Guatemala y termina en Honduras, además de ofrecer su riqueza a las aguas mexicanas.

Los puntos más importantes para bucear en la barrera coralina son Isla Mujeres, Punta Nizuc, el arrecife Machones, isla Cozumel y el Museo Subacuático de Arte de Cancún (MUSA). Son lugares donde se puede disfrutar de un gran momento sintiéndose libre entre la naturaleza de la Riviera Maya.